Close

Poker School

Aprenda cómo echarse un farol en el No-Limit Texas Hold'em | partypoker

¿Se debe farolear o no? Aquí hablamos algo más sobre esta clásica táctica del poker, incluido:

Faroles y semi-faroles

Farolear es quizás el aspecto más conocido y más malintepretado del poker. Para comenzar, se puede decir que hasta el river no se trata de faroles puramente hablando ya que en teoría sus cartas pueden mejorar (técnicamente sería un semi-farol).

Farolear pre-flop es realmente para robar las ciegs (y volverlas a robar a otros jugadores que ya hayan subido). Aunque incluso esto no es realmente un semi-farol ya que la mayor parte del valor de una mano se define con el flop.

Apuestas de continuación

Casi todo el mundo sabe que las apuestas de continuación (tras una subida pre-flop con una apuesta sin tener en cuenta qué se tenga) es una jugada el 80-90% de las veces. Este tipo de farol es casi de libro – a menos que haya un flop con muchos proyectos (como 10-J-Q del mismo palo) y a usted no le sirva, en cuyo caso quizás se lo quiera pensar dos veces.

El turn es donde la mayoría de los jugadores tambalean. Así que si juega de forma agresiva con buenas manos, proyectos y unos cuantos faroles, se lo pondrá difícil a sus oponentes. Aquí es una buena jugada hacer check-raise, y a menudo se usa poco – pero tiene que dejar clara su imagen con algunas buenas manos, de lo contrario otros jugadores le alcanzarán rápidamente.

Igualmente, no intente pasar en el turn y farolear en el river. La gama de manos que puede jugar así es, en realidad, tan reducida que no engañará a nadie.

Proporción de faroles y apuestas de valor

En el river, tiene dos opciones: hacer apuestas de valor o farolear. Si ha jugado bien en el turn, en este momento puede tener gran variedad de manos para jugar. Así que si su mano no es suficientemente buena por sí sola, tiene pensarse si debe farolear.

Una buena proporción por la que guiarse sería farolear una vez por cada dos veces que se hagan apuestas de valor. Pero recuerde que esto es un arte, no una ciencia, y depende de la situación – además del estilo de juego de su oponente.

Lectura de la situación

Aquí le presentamos algunas preguntas que se debe hacer antes de farolear.

  • ¿Qué tiene su oponente? ¿Qué creen mi oponente que tengo yo?
    Farolear – y jugar al poker se basa en leer la mano del oponente y disfrazar la nuestra.
  • ¿Qué tipo de juego es? ¿Cuántos jugadores hay?
    Es más probable que farolear funcione cuando hay en juego grandes apuestas (como en partidas no-limit) y menos jugadores a los que enfrentarse.
  • ¿Cuál es mi posición?
    Cuanto más tardía sea la posición, más es farolear una opción. Fuera de posición, es muy probable que se acabe con problemas.
  • ¿Cuál es mi imagen en la mesa?
    Los jugadores tight y precavidos pueden permitirse los faroles (de los que también tienden a ser el objetivo) más que si se es rápido y loose – o ya le han cogido faroleando.
  • ¿Qué mano estoy representando? ¿Puedo seguir adelante?
    Contra alguien bueno, debe representar una mano concreta y jugarla de forma convincente, hasta la última ficha si fuera necesario.
  • ¿Me estoy adentrando demasiado? ¿Es una trampa?
    Antes de intentar engañar a alguien asegúrese de que no están haciendo lo mismo con usted. Especialmente si no se puede permitir esperar a descubrirlo.
  • ¿Estoy apostando lo correcto?
    Si apuesta demasiado bajo le igualarán – así que dé la imagen correcta, tenga claro qué mano quiere representar, y actúe con seguridad.
  • ¿Cuántas fichas tienen los otros jugadores?
    Los jugadores con pilas grandes pueden farolear fácilmente. Los jugdores con pilas pequeñas solo lo harán si están desesperados.
  • ¿Qué hay en la mesa?
    No le ayudará nada si hay muchos proyectos o cartas bajas. Pero una carta peligrosa (el as que no le gusta a su oponente), puede ser su ticket para la fama.

¿Quiere practicar? Pruebe algunos de nuestros torneos heads up. Tras acostumbrarse a farolear, subir e igualar con dos cartas, se dará cuenta de lo divertido que puede ser jugar por instinto.

Conocer al oponente

Le presentamos a algunos tipo de jugadores frecuentes que pueden – o no – estar listos para un farol.

  • Sr/a Despitado/a. Como se suele decir, "si no saben qué hacen, ¿cómo lo va a saber usted?". Estos jugadores son demasiado impredecibles para arriesgar fichas con ellos. Hay que dejarlos tranquilos.
  • El avasallador. Se trata de una versión extrema del jugador loose-agresivo. La toma con jugadores más débiles, bien como táctica o porque tienen más ego que cerebro. Decida el tipo de jugador al que se enfrenta y actúe en consecuencia.
  • El jugador con jugadas A-Z. Suele ser un jugador fabuloso que no solo biene la alternativa B, sino también C, D, E, F y G. Debe poder detectar cuando alguien está en baja condición y aprovecharse.
  • El jugador on-tilt. Este tipo de jugador está claramente descarriado, bien debido al alcohol, un bad beat o al temor de las apuestas grandes. Juegue cuando tenga cualquier mano, es muy probable que al fin le compense.
  • El jugador ABC o de "libro" (más común en juegos limit). Este jugador es firme pero impredicible, así que respete sus jugadas e intente ponerle la zancadilla pensando y jugando de forma inusual.
  • Jugadores instinto vs matemáticas (generalmente en juegos no-limit y limit respectivamente). Los primeros confían en su instinto en casi todas las situaciones, y los segundos ponen toda su fe en los números. En ambos casos, tiene la posibilidad de explotar su lado oculto.
  • El joven pistolero. Se dice que los jugadores suelen controlarse más con la edad, así que conviene tener la edad del oponente en mente.
  • El apostador, o "jugador de acción". A diferencia del avasallador o loose-agresivo, este jugador juega por la emoción. Sea paciente y muy probablemente acaben dándole el dinero.
  • El jugador lúdico. Solo juega por diversión (o para aprender), y considera las pérdidas lo que hay que pagar por adquirir experiencia. Es bastante fácil ganarles el dinero, pero trátelos con respeto – después de todo quiere que sigan jugando.
  • El camaleón. Este es el mayor oponente, sin clara forma de jugar (y sin única estrategia que le pueda ayudar a derrotarlos). Observe y aprenda – pero no intente engañarlos ya que probablemente vayan siempre por delante de usted.

Al escalar los diferentes niveles, comenzará a enfrentarse a jugadores más firmes, con puntos débiles de los que aprovecharse, como por ejemplo:

  • Si un jugador limpea y se retira tras una subida con demasiada frecuencia, suba más para llevarse su dinero
  • Si se comportan de forma muy agresiva pre-flop, vuelva a robar haciéndoles re-raise con una gama más amplia
  • Si no hacen suficientes apuestas de continuación, llévese el bote en el flop.
  • Si hacen demasiadas, súbales o iguáleles con cartas débiles y "flote", a la espera de robarles posteriormente.

Como buenos jugadores lo que hacen en una situación concreta, y por lo general, es decir "depende".El poker es un juego de diferentes situaciones y jugadores, y como tal, no hay casos ni reglas fijos sobre con quién farolear.